Educación Secundaria

Inicio / Educación Secundaria

La etapa de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) comprende dos ciclos, el primero de tres cursos escolares (1º, 2º y 3º ESO) y el segundo de uno (4º ESO)

La edad del alumnado va desde los doce hasta los dieciséis años, que coincide aproximadamente con la primera fase de la adolescencia.

Durante este periodo de cambio a varios niveles, se pretende que los estudiantes desarrollen y consoliden hábitos de disciplina, estudio y trabajo individual y en equipo para favorecer el aprendizaje y el desarrollo personal.

Además, se busca fortalecer sus capacidades afectivas en todos los ámbitos de la personalidad y en sus relaciones con los demás, rechazando la violencia, los prejuicios de cualquier tipo, los comportamientos sexistas y resolviendo pacíficamente los conflictos.

También aprenden a asumir responsablemente sus deberes, a ejercer sus derechos respetando a los demás, y a practicar la tolerancia, la cooperación y la solidaridad entre personas y grupos.

En cuanto a los objetivos académicos de la etapa, queremos que los alumnos:

Asignatura de Música en Secundaria:

Metodología

Los alumnos que vayan a cursar la asignatura de Música no van a necesitar libro de texto. En el Colegio disponemos de libros suficientes de cursos anteriores, y muchos de los temas teóricos van a ser apuntes realizados por la profesora de Música.

El material de esta asignatura será un ukelele para toda la etapa, es decir, este instrumento va a suponer el único gasto en la asignatura de Música durante toda la ESO, ya que ningún año vamos a necesitar el libro de texto y trabajaremos con el ukelele durante toda la etapa.

 

El porqué de esta decisión

Desde mi punto de vista la mejor manera de aprender Música es a través de la práctica, y no a través de la teoría. Por supuesto que vamos a estudiar Teoría e Historia de la Música, es totalmente necesario que los alumnos tengan cultura musical. Pongo un ejemplo. Consideramos cultura el hecho de pasar por el pórtico de nuestra Catedral y reconocer que pertenece al período Barroco, pero cuando escuchamos música de este período la identificamos como “clásica”, sin más, siendo que las obras musicales del Barroco son anteriores, y muy diferentes, a las del período del Clasicismo. Sabemos también lo que es un pórtico, pero no sabemos lo que es un fagot. En conclusión, nuestra cultura musical suele ser pobre, dado que la incorporación de la enseñanza musical al sistema educativo es relativamente reciente. Esto no debe ocurrirle a nuestros alumnos.

Pero explicar la Música únicamente a través de la teoría resulta abstracto y aburrido para los alumnos. Resulta chocante que la Música pueda aburrir, ya que a absolutamente todas las personas les gusta la música, del tipo que sea. En la clase de Música se debe “hacer música”, de lo contrario no se trata de una clase de Música, sino de una clase de Historia de la Música, y ambas deben combinarse.

Incorporar al aula un instrumento

A raíz de estas reflexiones me planteé la idea de incorporar al aula un instrumento que no fuera excesivamente difícil para empezar a aprenderlo, que no fuera caro, que fuera ligero, y que pudiera adecuarse a la interpretación de la música que les gusta a mis alumnos para estimularlos lo máximo posible. Fue entonces cuando me di cuenta de que el ukelele cumplía todos estos requisitos.

El objetivo de este proyecto es aprender Música a través de la Interpretación Musical y  que todos los alumnos marchen de este Colegio sabiendo tocar un instrumento. Si a raíz de este aprendizaje del ukelele nace en ellos una afición por este instrumento, habremos conseguido el objetivo más importante de todos: QUE DISFRUTEN CON LA MÚSICA.

(Sara Moreno, profesora de Música en Secundaria)

Noticias relacionadas